Economía Canadiense

(cluster)

La economía de Canadá es una de las economías más grandes y estables del mundo. La economía de Canadá es muy similar a la de su vecino del sur, Estados Unidos. Además de tener modelos de producción y niveles de vida similares, Canadá también ha adoptado un sistema de economía de mercado que combina empresas privadas y supervisión gubernamental.

Desde la Segunda Guerra Mundial, las industrias manufacturera, minera y de servicios de Canadá han logrado un tremendo crecimiento, lo que ha llevado a la economía de una economía basada en la agricultura a una de las economías más industrializadas y urbanizadas del mundo.

El crecimiento económico de Canadá ha sido tan eficaz y sostenido, y ahora es la décima economía más grande del mundo en términos de PIB. A diferencia de la mayoría de sus pares, Canadá se considera único, con la economía avanzada como su sector principal, a saber, la industria maderera y del petróleo, que es uno de los elementos más importantes de la economía. La industria manufacturera de Canadá también es muy importante, especialmente en la industria automotriz. El bajo costo laboral y el sistema completo de salud y seguridad social han atraído a las principales empresas automotrices estadounidenses y japonesas a establecer instalaciones de fabricación en Canadá.

Como miembro del Grupo de los Siete principales países industriales, Canadá disfruta de un alto nivel de vida, excelente infraestructura pública, una fuerza laboral altamente educada y calificada, un sistema educativo de clase mundial y una reputación bien merecida como una nación comercial exitosa.

Canadá se enorgullece de proporcionar excelentes servicios sociales, principalmente un sistema de salud financiado con fondos públicos, a saber, seguro médico.

Canadá es conocido por la tolerancia, el respeto por los derechos humanos y la justicia social. Internacionalmente, Canadá tiene un buen historial de resistencia a la discriminación y la injusticia. El respeto por los derechos humanos y la libertad personal está profundamente arraigado, y ambos están consagrados en la Carta Canadiense de Derechos y Libertades en la Constitución.

Canadá tiene una rica historia de inmigración y da la bienvenida a una sociedad multicultural. Canadá siempre necesita las habilidades, el talento y el entusiasmo de los nuevos inmigrantes para continuar desarrollándose y contribuyendo a su economía.

Hoy en día, Canadá es el hogar de inmigrantes de todo el mundo y continúa atrayendo a personas de todo el mundo que desean inmigrar a Canadá y vivir allí.

Los inmigrantes se sienten atraídos por este hermoso país porque promete estabilidad, prosperidad y paz.

Fuerza laboral canadiense

La fuerza laboral de Canadá supera actualmente los 19 millones de personas. La fuerza laboral de Canadá se distribuye en muchas industrias.

A pesar de tener la décima tasa de participación de la fuerza laboral más grande del mundo, Canadá aún enfrenta el problema del envejecimiento de la fuerza laboral. En 2019, la edad promedio de la fuerza laboral canadiense era de 40,8 años.

Para el año 2019, la población mayor de 65 años representará el 17,9%, los de 15 a 64 años el 66,1% y los de 14 años o menos el 16%. La tasa de crecimiento de la población de 2018 a 2019 será del 1,4%.

Por lo tanto, Canadá ha recurrido a la inmigración para compensar su falta de trabajadores calificados y una fuerza laboral que envejece. Según la última encuesta de Statistics Canada, más del 80% del crecimiento de la población de Canadá en los primeros tres meses de 2020 se debe a la inmigración.

Principales industrias de Canadá

Aunque solo el 1,45% del PIB de Canadá, los productos agrícolas canadienses son uno de los productos más buscados del mundo. Canadá es uno de los mayores proveedores de productos agrícolas del mundo: es líder mundial en lentejas, semillas de lino, semillas de mostaza y guisantes, y es el principal productor de cebada, arándanos, arándanos, cereales mixtos, avena, colza y carne de cerdo. uno, trigo, pavo, frambuesas, centeno, soja, carne de res, champiñones, garbanzos y maíz.

Aunque la industria agrícola canadiense se ha beneficiado de los subsidios y el apoyo del gobierno, Canadá siempre ha abogado por que la Organización Mundial del Comercio (OMC) reduzca los subsidios del mercado. En 2011, Canadá utilizó solo 848,2 millones de dólares EE.UU. de los 4,3 mil millones de dólares EE.UU. en subvenciones otorgadas por la OMC.

La industria es una parte del mismo modo esencial de la economía y la sociedad canadienses. Tras acrecentar a lo largo de múltiples años sucesivos, la tasa de desarrollo industrial de Canadá, que mide el incremento porcentual anual en los segmentos de fabricación, minería y construcción del país, redujo un ocho por ciento en el año dos mil nueve a resultas de la crisis financiera mundial. No obstante, la producción industrial se ha recuperado desde ese momento y en dos mil diez, la tasa de desarrollo de la producción industrial fue del cinco con ocho por ciento.

No obstante, como todos y cada uno de los países avanzados, la economía de Canadá está dominada en buena medida por los servicios. El comercio minorista, los negocios, la educación y la salud se han favorecido de la tecnología y los procesos modernos para estar entre las industrias más valoradas tanto a nivel nacional como mundial.

Los primordiales bancos de Canadá, por servirnos de un ejemplo, consiguieron salir de la crisis financiera global para estar entre los más fuertes del planeta, merced a la tradición de la industria financiera de prácticas crediticias conservadoras y fuerte capitalización. Las industrias financieras y bancarias de Canadá prosiguen estando entre las de más veloz desarrollo del planeta y tienen potencial para un desarrollo todavía mayor.